MENU

by • November 1, 2013 • OpiniónComments (0)675

Pánico económico: Ecuador puede quebrar

De acuerdo al Código Orgánico Integral Penal, generar pánico económico será penalizado con 7 a 10 años de cárcel por divulgar, publicar, difundir noticias falsas que causen daño a la economía nacional. Las noticias falsas tendrían como objetivo “alterar los precios de bienes o servicios con el fin de beneficiar a un sector, mercado o producto específico”.

El problema en Ecuador no son las leyes, sino la aplicación de las leyes. El problema es quien administra la ley, por falta de credibilidad. Se inspira miedo con muestras de autoritarismo e inconsistencia entre lo que se dice y lo que se hace.

El 22 de Octubre 2013, El Comercio.com reportó “Patiño: “Ecuador podría quebrar si La Haya falla a favor de Chevron”” e indicó que Patiño sostuvo que “una sentencia contraria al Ecuador en el Tribunal de La Haya podría quebrar al país”.

El 6 de Abril 2013, El Universo publicó su reportaje “Correa dice que Ecuador colapsaría si no se descubren nuevas reservas de petróleo”, y señaló que Correa aseguró que “la matriz energética del país no es sostenible si no encontramos más petróleo. Va a colapsar el país de aquí a 2020 si no mejoramos las reservas y la explotación petrolera”.

En el año 2010 un Ministro de Política Económica dijo que el país estaba en riesgo de desdolarización. El presidente ha indicado continuamente que es estrategia de este Gobierno causar incertidumbre y se ha declarado partidario de la destrucción creativa, que significa crear caos y por consiguiente desbaratar nuestra economía.

En mi artículo “Política Económica del Gobierno y Seguridad Social”, DMT, 7 Diciembre 2010, señalo:

“Con la manipulación de los Bonos Global el presidente favoreció a especuladores, perjudicó a nuestro país, causó daño a nuestra credibilidad, alejó a capitales de inversión porque nos ven como un Estado que no respeta leyes internacionales, manipuladores de información sensitiva. El falso patriotismo nos ha llevado a múltiples demandas internacionales que dejan al país empobrecido. La estrategia de generar incertidumbre multiplicó el efecto negativo pero el presidente insiste en hablar de destrucción, que se ve en todas partes, como la desintegración paulatina de la sociedad ecuatoriana, con ciudadanos atemorizados por el crecimiento de la delincuencia y la falta de seguridad …”

En mi artículo “El bono, su financiamiento y otras cosas más”, DMT, 1 Noviembre 2012, indico:

“La pelea electoral se ha centrado en el financiamiento de $341 millones correspondiente al incremento del bono a $50 … ¿Y cómo van a financiar el presupuesto del Estado…? ¿Cómo van a financiar más de $2.300 millones correspondientes al pago a Occidental? ¿Se han hecho provisiones por alrededor de $14 mil millones que el Estado tendría que pagar en caso de perder la docena de juicios internacionales pendientes? Si el financiamiento de $341 millones causa tanto problema, el financiamiento del presupuesto del Estado y las potenciales deudas debido a los litigios internacionales en marcha debe preocuparnos más. Si el Estado ecuatoriano fuese una compañía, sus auditores lo obligarían a presentar en sus cuentas las provisiones correspondientes a estas posibles deudas y señalar que está técnicamente quebrado”.

Mis advertencias y denuncias no son recientes. En mi artículo “Correa espanta la inversión para socavar la dolarización”, Revista Industrias, No.5, Mayo 2007, escribo:

“Es precisamente esa incertidumbre, causada por las declaraciones contradictorias del Gobierno acerca del pago, o no pago de la deuda externa, la que causa la volatilidad de la que se nutren los especuladores y que resulta en beneficios grandiosos para aquellos que tienen información privilegiada”.

“En países desarrollados ningún Jefe de Estado se atrevería a tener como estrategia de Gobierno ´generar incertidumbre en los mercados especulativos´ … peor aún declararlo públicamente. Esto sería considerado una traición a la patria”.

¿Qué consiguen repitiendo que el país puede quebrar? Crean incertidumbre, alejan a inversionistas y agravan la situación de nuestro país. El Gobierno debe ser prudente en sus declaraciones y consistente en sus actos. Dicen que el país podría quebrar, pero tramitan la compra de un segundo avión presidencial, continúan los viajes internacionales con numerosas comitivas, “advierten” al Reino Unido con una demanda internacional sobre Assange, que no recibe el salvoconducto porque violó el arresto domiciliario y lo requiere no sólo Suecia, sino la policía británica.

¿Están preparando a los ciudadanos para el escenario más calamitoso con medidas que afectarán al pueblo, tratando de exculparse de antemano y sin sufrir las consecuencias de los resultados de su gestión? El Gobierno debe ser austero, económico en sus gastos; debe poner fin al espiral de gasto, antes de dejarnos sin dinero, sin activos, empobrecidos y endeudados. Los excesos de un gobierno causan crisis, que repercuten negativamente en el bienestar de un pueblo, que responderá protestando en las calles, como ha sucedido recientemente en Grecia, España, Portugal. Las medidas de austeridad deben ser para el Gobierno y no para el pueblo.

No se puede confiar en quienes se disfrazan para lograr sus objetivos. Los que utilizan doble discurso, están acostumbrados a hacerlo y nunca se puede saber cuál de esos discursos es el verdadero, ya que en realidad ninguno es verdadero. El verdadero discurso de quien tiene discursos múltiples, es el discurso de su conveniencia.

happy wheels

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *