MENU
Sagnay de la Bastida

by • July 8, 2015 • OpiniónComments (0)457

Replica a la asambleísta Roció Barriga de Alianza País por CARLOS SAGNAY DE LA BASTIDA

Carlos Sagnay de la bastidaLa Asambleísta de Alianza País, Rocío Barriga, comentó el (6 Julio 2015) sobre mi entrevista del mismo día en Radio Única, demostrando una vez más que los Asambleístas están confundidos con respecto al trabajo que deben realizar como representantes de todos los ciudadanos que le pagan su sueldo precisamente para ser representados por ellos. Pienso que debió enfocarse en el costo de la carretera desde Quito al aeropuerto de Tababela, que es 100 veces más que el promedio en Europa y que es obvio que el sobre precio se debe a la corrupción existente en nuestro país y denunciarlo en la Asamblea donde debe representarnos. Sin embargo, en lugar de representar a los ciudadanos trata de defender lo indefendible, tratando de defender al Gobierno del movimiento político al que pertenece, labor que debería dejar para los que forman el Gobierno.

En países totalitarios como en la Unión Soviética se acostumbraba a amenazar soterradamente a quienes de alguna forma se oponían al sistema, para que o se callen o se atengan a las consecuencias de las leyes injustas que regían ese sistema. De la misma manera se pretende hacer aquí, donde se han inventado delitos como el del odio. ¿Quién es quién en nuestro país dirigido por un presidente que agravia a diestra y siniestra, identificando con nombres, apellidos e imágenes de quienes se oponen a su régimen, para decir quién incita al odio?

No aceptar el llamado al diálogo del presidente autoritario con “personas de bien”, como si él por ser el presidente está en capacidad para determinar quién es de “bien” y quien no lo es, no significa que se incite al odio, ya que a la tiranía demostrada en esas calificaciones de bien o de mal, no se le debe dar tregua, a menos que llame a un diálogo incondicional con todos, absolutamente todos los sectores políticos y sociales del país, como el mismo Papa Francisco indicó en su discurso al llegar a Ecuador, cuando dijo:

“En el presente, también nosotros podemos encontrar en el Evangelio las claves que nos permitan afrontar los desafíos actuales, valorando las diferencias, fomentando el diálogo y la participación sin exclusiones, para que los logros en progreso y desarrollo que se están consiguiendo garanticen un futuro mejor para todos, poniendo una especial atención en nuestros hermanos más frágiles y en las minorías más vulnerables, que son la deuda que todavía América Latina tiene. Para esto, Señor Presidente, podrá contar siempre con el compromiso y la colaboración de la Iglesia, para servir a este pueblo ecuatoriano que se ha puesto de pie con dignidad”.

¿Por qué si el presidente tiene la responsabilidad de propiciar y mantener el orden, no generar o alentar enfrentamientos entre los ciudadanos, llama a sus seguidores, entre voluntarios y pagados o forzados, a permanecer en la Plaza Grande?

¿Por qué si los policías son parte del pueblo también, el presidente los utiliza como escudo para protegerse y como fuerza de choque para reprimir a los ciudadanos que protestan porque están descontentos?

¿Por qué si el 2 de Julio hasta alrededor de las 20:00 horas no habían habido desmanes en la calle Guayaquil (Quito), la policía a caballo (montada) salió a desalojar a los manifestantes y que, a mi parecer, fue el detonante de los enfrentamientos? ¿Por qué en el Enlace Ciudadano del 4 de Julio 2015 el Gobierno no presentó esas imágenes ni hizo referencia a ello?

¿Debería el Gobierno y la Policía permitir el acceso a la Plaza Grande a los ciudadanos que quieren manifestar sus reclamos al presidente y su Gobierno? ¿Debe el presidente escuchar las quejas del pueblo o debe seguir con oídos sordos a la voz del pueblo incitando a la confrontación y reprimirlo?

¿Dónde realmente radica la incitación al odio y la violencia? ¿En no darle tregua a un presidente que no quiere dialogar con todos, como el mismo Papa exhorta, sino solo con los seleccionados por él, que son los que le agachan la cabeza, o en haber desafiado a la Policía con palabras ¡Mátenme si tienen valor!?

CARLOS SAGNAY DE LA BASTIDA.

happy wheels

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *